Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

Anspi Menú

23/06/2016
 
Fuente: CIC.
El sector construcción en España crecerá un 3,7% en 2016 y se espera que continúe en aumento en los próximos años, según el informe Euroconstruct de verano presentado por el ITeC el pasado 15 de junio en el Ateneo Barcelonés. Este año, no obstante, es necesario constatar una nueva recaída de la ingeniería civil, que baja un 6,9%, debido, en gran parte, al calendario electoral y la repetición de las elecciones. A nivel global las cifras se compensan gracias al buen comportamiento del resto de segmentos, sobre todo la vivienda.
En 2017 y 2018 el sector podría ir reequilibrándose: la edificación tendería a moderar su avance, mientras que la ingeniería civil ya no se contraería más. Como resultado, la producción seguiría creciendo (4% en 2017 y 3,5% en 2018) a ritmos algo superiores a los de la economía.
Por sectores, la edificación residencial crecerá un 12% en 2016, debido a la mejora del sector inmobiliario, donde el inicio de la recuperación de precios y las mejores condiciones de las hipotecas abonan la idea de que es un momento oportuno para comprar. La mejora en los flujos de nuevos proyectos y en el mercado del suelo permite albergar esperanzas de seguir creciendo en 2017 (6%) y en 2018 (4,5%).
En edificación no residencial, poco a poco aparecen los primeros síntomas de avance de precios y de disminución de stock, y se espera un crecimiento del 3,8%. Para los próximos años, continúa previéndose un sector produciendo por debajo de su capacidad, y que solo se dedica a atender los vacíos de oferta más urgentes. “Pero en un contexto de muy baja actividad, es suficiente para generar tasas anuales de crecimiento como las previstas (5,2% para 2017 y 4% para 2018)”, explican desde el ITeC.
En cuanto a la ingeniería civil, se está viendo negativamente afectada por el largo periodo de interinidad debido a la repetición de las elecciones generales. La reducción del déficit sin duda pesará sobre las decisiones de inversión pública durante los próximos años, y particularmente sobre la construcción de infraestructuras. “La previsión 2016 plantea un retroceso (-6,9%) que revierte en la producción a niveles algo por debajo de 2014, que entendemos pueden ser verosímiles de mantener en el horizonte 2017 (0,1%). La proyección 2018 contempla un leve crecimiento (2,8%), pero seguiría sin superarse la producción de 2015”, apuntan.
El director general del ITeC, Francisco Diéguez, afirmó que es necesario que el sector en España “avance hacia un modelo más colaborativo, priorizando las inversiones con retorno social, ambiental y económico”. La construcción “tiene que ser un medio para conseguir que la sociedad avance, mejorando la sostenibilidad y competitividad de los proyectos”.
Crecimiento en Europa del 2,6%
En Europa, el año 2016 será el tercer ejercicio en positivo tanto para el PIB como para la construcción, lo cual evidencia, según el informe Euroconstruct, la clara correlación entre la economía y el sector construcción en Europa. La particularidad de 2016 es que inicia una fase en el que la construcción muestra mayor tracción que la economía: la previsión para el sector es del 2,6%, mientras que solo se espera un 1,8% en el PIB de la suma de países de la red Euroconstruct.
Las razones que explican este plus de crecimiento son variadas (bajos tipos de interés, mejora de las rentas familiares, plan europeo de inversiones), si bien no están exentas de riesgo (presupuestos públicos restrictivos, altos niveles de deuda pública y privada). Este repunte del sector “no será un fenómeno pasajero y la previsión contempla que la construcción continúe avanzando a mayor ritmo que la economía durante los próximos años”, concluyeron desde el ITeC.

¡HAZTE SOCIO!

Únete a ANSPI y descubre las ventajas y servicios exclusivos para nuestros asociados

ASOCIARSE